Nadie camina la misma ruta dos veces

Relato del recorrido de caminata Zipacón – El Ocaso organizada por el grupo Caminatas al Aire Libre.

Heráclito afirmaba que todo cambia y nada permanece. Fue él quien dijo “nadie se baña dos veces en el mismo río”, explicando no sólo que el agua del río fluye, sino que las personas también cambian.

Hace tres años, cuando inicié con esta pasión de recorrer caminos, pensaba que ya había visto una ruta y que esto ya era suficiente, pero con cada salida y cada proyecto he ido descubriendo que, inclusive cada paso es diferente. 

Por supuesto habrá rutas que nos gusten más y que por eso mismo nos inspiren a repetirlas, antes pensaba que no tenía sentido, que todas debían ser nuevas. 

Descubro cada vez algo nuevo, en mi última caminata de Zipacón a El Ocaso, confirmé que siendo la misma ruta realmente no lo era. ¿Contradicción? ¡No! Aprendizaje.

El pasado sábado, todo fue diferente, el clima era diferente, y por lo mismo la vegetación había cambiado, había más flores y todo era más verde, las mini margaritas y las florecitas amarillas de las cuales no conozco el nombre (eso no me importa mucho, sólo llevarme su belleza) alrededor de la carrilera cubierta por un pasto alto, espeso y húmedo. Iniciamos con un sol radiante, que en un momento se convirtió en neblina, una neblina que le imprimía un toque de misterio, luego pasamos por el túnel de 1908 con su estructura casi intacta; atravesarlo en medio de esa oscuridad que solo  permite concentrarse en cada paso y en los sonidos del silencio fue todo un reto. 

Más adelante,  el camino real en medio de árboles de ese bosque andino, con las telarañas perfectas hechas por sus propietarias. Al descenso, fijarse en cada paso para no resbalar y si resbalas, levantarse; barro, lluvia fina.

El almuerzo en la tienda en medio del camino, con su dueño que atiende como en el mismo cielo: – ¿Qué va a querer?, ¿Tintico? Ya lo preparamos- . Con tantos dichos y refranes que no acabas de entender uno cuando te  está diciendo el otro, algo tan típico de nuestra tierra, de nuestra cultura. Quiere atendernos muy bien, porque somos los únicos clientes por ahora y quien sabe hasta qué hora lleguen otros.

Y aprender a sentir el camino a cada segundo, hablar con la gente que va a tu lado que también es diferente, que te cuenta sus historias de vida y de otros caminos recorridos y aprendes y enseñas.

Hace dos años la misma, pero diferente ruta, con la vegetación más seca, con el polvo  adherido a las botas pronosticando una posible caída, te hace resbalar, ¡qué ironía!. El pasto no tan alto y flores sí, pero no tantas, sin lluvia y con un cielo despejado, para ver el horizonte, el camino más caluroso. El túnel que ha estado ahí durante los últimos 112 años, pero sin el misterio de la neblina, con su oscuridad y otros pensamientos en la mente.

La tienda, en el mismo lugar  pero no estaba su dueño. 

Igual punto de partida, pan de maíz y avena, en hora y tiempo diferente. Igual punto de llegada, El Ocaso,  con hidratación y estiramientos incluidos. 12 km en total.

Pero definitivamente no es el mismo camino, por eso desde ese día, entendí que no importa si ya caminaste esa ruta, habrá otras emociones, otras sensaciones, otras cosas para ver, otro aire para respirar, por lo tanto, esa misma ruta siempre será diferente. ¡Afortunadamente!

9 comentarios en «Nadie camina la misma ruta dos veces»

  1. Caminatas Autor

    ¡Excelente relato Clara, muchas gracias! Muy buena tu comparación entre los dos días haciendo la ruta de Zipacón – El Ocaso, que si bien fue la misma, en efecto siempre será diferente la experiencia.

  2. Gilma Carrillo

    Hola Clara. Muy bien analizados los detalles de las dos experiencias. Los voy a tener en cuenta para repetirme algunas caminatas.

  3. Gilma Carrillo

    Hola Clara. Muy bien analizados los detalles de las dos experiencias. Los voy a tener en cuenta para repetirme algunas caminatas.

  4. Clara Amaya

    Muchas gracias Clara, haces un bellisimo relato de un recorrido mágico. Nos hizo un día maravilloso y el grupo fué muy especial.

  5. ALVARO SIERRA DEVIA

    Excelente…..

    He caminado ese camino dos o tres veces , y las sensaciones siempre son diferentes… todas positivas….

    Es una de mis rutas preferidas….

    Gracias y felicitaciones por tan bello relato…

  6. Claudia

    Hace tres años de igual manera vivimos la experiencia de conocer el parque de los nevados con el equipo de caminata al aire libre,algo maravilloso y único, gracias muchas gracias

  7. Luis Enrique Conde Moreno

    Conozco el Ocaso hace mas de 15 años q no voy x aya. Iba cada 2 meses , tomabamos la ruta desde Bojaca al Ocaso. Quiero q este grupo q acoja para volver. Gracias.